Reumatismo y Artritis - Síndrome del túnel del carpo
Guía de Autoayuda para Vivir con Artritis
- informacion
Síndrome del túnel del carpo
Por Dr. Juan Manuel Miranda Limón, el 30 de Mayo de 2009 a las 17:42hrs

Síndrome del túnel del carpo.-

Este padecimiento es muy frecuente, mucha la gente lo ha padecido en alguna ocasión aunque sea brevemente y sin consecuencias. Sin embargo, en algunas ocasiones puede convertirse en un problema muy limitante. El carpo es lo que comúnmente conocemos como “la muñeca”. Esta zona está conformada por ocho pequeños huesos y un ligamento en el lado de la palma de la mano. En medio de este túnel entre los huesos y el ligamento pasan los vasos sanguíneos y nervios que van a la mano.

El túnel del carpo en ocasiones produce compresión sobre uno de los nervios, el nervio mediano. La causa más común es por un traumatismo repetido sobre la muñeca>; puede no ser un traumatismo intenso sino un movimiento muy frecuente, repetitivo, de la muñeca. La otra causa general es la compresión del nervio mediano por una enfermedad inflamatoria que afecta a la muñeca, como ocurre en diversas formas de artritis. Los tejidos inflamados ocasionan la compresión del nervio mediano.

El síntoma más común es el adormecimiento de los dedos pulgar, índice y el medio. El dedo pequeño no sufre este adormecimiento.

Para evitar el problema es necesario identificar el traumatismo o movimiento que lo está ocasionando. Por ejemplo, el uso constante del “ratón” de la computadora puede ser la causa, por lo que utilizar alguna alternativa con la computadora puede ser de utilidad. También ayudan las férulas nocturnas, para permitir que las articulaciones de las muñecas se desinflamen con el reposo.

Si estas medidas no son efectivas, generalmente será necesario emplear procedimientos de fisioterapia, inyectar localmente con esteroides o, en casos resistentes a lo anterior, el cirujano plástico u ortopedista mediante un procedimiento quirúrgico pueden cortar el ligamento del túnel del carpo y con ello disminuir la presión sobre el nervio mediano.


Dolores reumáticos localizados.-

Con frecuencia en las personas mayores de 60 años se presentan dolores localizados que se atribuyen al proceso de envejecimiento y por tanto se consideran como algo inevitable. Esto no necesariamente es un problema asociado con la edad. Es verdad que son problemas más frecuentes en las personas mayores que en los jóvenes, pero no siempre relacionados con la edad. Son, por ejemplo, dolores de rodillas por trabajar hincados o en cuclillas, dolor de hombros al levantar los brazos, dolor de columna o cadera al inclinarse o levantar objetos pesados.

Estos problemas no tienen que ser inevitables. Más que padecimientos por la edad, con frecuencia son problemas de inactividad. Las personas mayores con frecuencia se vuelven inactivas y esto trae como consecuencia que sus músculos, ligamentos y tendones sean más susceptibles a sufrir lesiones. En este grupo de edad hay que tratar de mantenerse activos; de esta manera los tejidos estarán más flexibles y resistentes, los huesos retendrán mejor el calcio y los cartílagos estarán mejor nutridos. Es necesario mantener un programa de ejercicios constante y moderado, de acuerdo a la edad, complexión y condiciones generales de cada persona. Con ello se podrán limitar muchos de los problemas reumáticos localizados, que con frecuencia se consideran inevitables por ser “consecuencia de la edad”.

Pregunte Cualquier Duda al Experto
-
Nombre*:
E-Mail*:
Pais:
Pregunta*:
*Campos Obligatorios
Su pregunta será enviada al Dr. Juan Manuel Miranda Limón, especialista en reumatología y será contestada lo antes posible; usted podrá consultar su respuesta en la sección "Preguntas de Pacientes". Si escribe su dirección de correo electrónico correctamente se enviara un mensaje cuando la pregunta haya sido respondida.